Tratamiento de la Esclerosis Múltiple

Hoy en día la EM no tiene cura, pero existen tratamientos que pueden retrasar la progresión de la enfermedad. El objetivo principal es controlar los síntomas y ayudar a que el paciente mantenga una calidad de vida normal. Se ha demostrado que una terapia precoz reduce significativamente el número de brotes y la intensidad de los mismos. El tratamiento debe comenzar lo antes posible, buscando la mejor alternativa terapéutica y la máxima seguridad para el paciente. Los medicamentos son más efectivos en la EM remitente-recurrente que en otras formas de EM. En los últimos 10 años han aparecido nuevos fármacos que tratan los síntomas y mejoran la evolución de la EM en esta forma de la enfermedad.

Tipos de tratamientos2

    1. Tratamientos modificadores de la enfermedad

  • Sirven para prevenir o reducir el número de brotes en la EM remitente-recurrente así como la acumulación de la discapacidad en los pacientes con EM. Estos tratamientos han demostrado su eficacia para reducir las recaídas y en la mayoría de las personas con EM, reducir la progresión de la discapacidad a corto plazo. Los efectos secundarios más comunes pueden incluir síntomas pseudogripales, cambios de humor y reacciones en el lugar de la inyección.

    2. Medicamentos para el tratamiento del brote

  • Medicación que se indica en el momento del brote para disminuir la duración y/o intensidad del mismo. Se indican por tiempo limitado y preestablecido, no se continúa de manera crónica.

    3. Medicamentos para controlar los síntomas

    El objetivo es intentar mejorar la calidad de estos pacientes que sufren gran cantidad de síntomas ocasionados por la lesión del SNC (espasticidad, problemas urinarios, sexuales, psiquiátricos, etc.). Este tipo de medicación siempre acompaña al tratamiento modificador de enfermedad. ayudan a mejorar los síntomas pero no modifican el curso de la enfermedad.

    4. Fisioterapia y Rehabilitación:

    La EM provoca con frecuencia problemas de movilidad, de espasticidad y de equilibrio. El inicio temprano de la fisioterapia es importante para recuperar la funcionalidad.

    5. Apoyo emocional

    Según datos de la SEN (Sociedad Española de Neurología), hasta un 75% de los pacientes con EM, sufre alteraciones de ánimo o depresión en algún momento de la enfermedad, por lo que es importante tratarlos.

Organizaciones de pacientes

Referencias:
2. Medlineplus