Te contamos cómo conservar tus medicamentos en casa

Cada eslabón del proceso terapéutico tiene una responsabilidad en el cuidado de la salud: el médico que prescribe los medicamentos, el farmacéutico que los dispensa, el paciente que debe conservarlos y usarlos tal como les fueran indicados.

Los medicamentos cumplen con el objetivo de aliviar, controlar o curar una enfermedad. Conocer cómo se conservan en casa es esencial para mantener su calidad, eficacia y seguridad.

Para que no pierdan efectividad, deben ser almacenados adecuadamente.

La fecha de vencimiento indica a partir de cuándo se recomienda no consumir el medicamento, ya que no está avalada la seguridad ni la conservación plena de la eficacia luego de ese plazo. Además, luego del vencimiento establecido, alguno de los componentes del producto podría sufrir algún proceso químico particular y generar sustancias nocivas. Esta fecha figura tanto en el envase externo (caja) como en el interno (blister o frasco).

Cadena de frío

Icono

Conservar el producto refrigerado entre 2°C y 8°C (heladera).

Icono

No congelar el producto.

Icono

En caso de tener que transportar la unidad a algún sitio, mantenerla en el rango de temperatura correspondiente utilizando un elemento refrigerante.

Icono

Ante cualquier desvío de temperatura (por ejemplo, corte de luz) es importante que lo informes al laboratorio que produjo el medicamento.*

*En el sitio web de todos los laboratorios encontrarás datos de contacto para poder consultar y sacarte cualquier duda , por ejemplo para Roche el contacto es argentina.informacion_medica@roche.com o 0800-77ROCHE (76243).

Cinco pautas básicas para la conservación

iPhone
No congelar los viales.
No guardar los viales en la puerta de la heladera ni en los estantes inferiores.
Mantener los viales refrigerados antes de su uso.
Conservar los viales a una temperatura de entre 2 y 8°C.
Verificar que los burletes de la puerta mantengan la hermeticidad y evitar abrir la heladera más de dos veces en el día.

Medicamentos sin cadena de frio

¿Dónde y cómo guardarlos?

Icono

En un botiquín, armario específico bajo llave o recipiente hermético.

Icono

En su envase original, con su prospecto y sin cortar los blísters (porque se puede perder el número de lote o la fecha de vencimiento del medicamento).

Icono

A la sombra y en ambientes secos.

Icono

La cocina o el baño no son buenos lugares para el almacenamiento. El calor, la humedad y la luz (tanto del sol como eléctrica) modifican la acción y seguridad de los medicamentos.

Icono

Recordá revisar tu botiquín cada 3 ó 4 meses y retirar los medicamentos vencidos o que ya no necesites. No se deben guardar los sobrantes de los medicamentos preparados –suspensiones–, ni los prescriptos por el médico, ni los que hayan cambiado de olor o color (aunque no estén vencidos).

Recomendaciones

Macbook
1.

Adquirir los medicamentos en farmacias habilitadas.

2.

No adquirir medicamentos en la vía pública o a través de Internet.

3.

Verificar la calidad de los empaques, desconfiando de aquellas unidades con tachones, enmiendas o signos de haber sufrido la eliminación de leyendas, logotipos o etiquetas.

4.

No adquirir productos cuyos dispositivos de seguridad (ej. lacres, precinto de seguridad, etc.) hayan sido violados.

5.

Siempre lavarse las manos antes de manipular los medicamentos.

6.

Leer las indicaciones: cada medicamento tiene condiciones particulares de uso y conservación que vienen detalladas en la caja y en el prospecto.

7.

Respetar la dosis, los horarios de toma y el tiempo de tratamiento según lo indicado, sin interrumpirlo incluso si te sentís mejor.

8.

Mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños/as.

9.

Verificar la fecha de vencimiento.

10.

Tener siempre a mano el teléfono del centro médico o de toxicología.

Centros médicos o de toxicología

Centro Nacional de Intoxicaciones, Hospital Posadas 0800-333-0160 (011) 4658-7777 (011) 4654-6648.
Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez (011) 4962-6666/2247.
ANMAT Responde 0800-333-1234.